miércoles, 27 de mayo de 2009

Memorias de mayo del 73



El brazalete y Chaplin

"y la poli bajo las órdenes de la JP
y el turco de la agrupación evita
y el 25 de mayo
devoto, libertad a los compañeros
y Chaplin, movilizados a córdoba y maipú
y las historias contadas, recontadas y recreadas y creídas"

La participación de los jóvenes en la militancia política era en esa época muy importante.

El 25 de mayo de 1973, en las cercanías de la cárcel de Devoto matan a un pibe, un adolescente, como muchos de los que allí estaban.

Al otro día en las inmediaciones del Congreso (era un fenómeno nuevo, los diputados, los senadores, el funcionamiento del edificio) se junta una gran cantidad de gente, muchos militantes, jóvenes, veteranos, jubilados, raros, raros peinados nuevos, esas tribus que hasta allí no tenían visibilidad. Salían de las catacumbas, de los escondites, donde estaban escondidos resistiendo la visión de los grupos dominantes.
La ciudad (que no era autónoma) bulliciosa, colmada de multitudes que no solo querían saber de que se trataba, sino que también querían ser protagonistas de esa historia, de esa nueva historia que se estaba gestando desde hacía ya muchos años.

En ese contexto, este brazalete de uno de los grupos de la juventud peronista cumple un rol digno de una película (como en Tiempos Modernos donde Carlitos Chaplin encuentra una bandera y de pronto se encuentra al frente de una movilización).

Uno de los jóvenes peronistas allí presente se coloca el brazalete en uno de sus brazos y en conjunto con la muchedumbre se dirige sin vacilaciones hasta Córdoba y Maipú a la casa del militante muerto en Devoto a realizarle un merecido homenaje.

1 comentario:

Julieta dijo...

¡sí! este era el brazalete que tenía en casa...
volvió a sus orígenes.
abrazo grande